¿Ya escucharon el disco de PVA? ¡joya!

Siguiendo a su popular EP de 2020 Toner, el impresionante álbum debut de la banda los ve consolidando aún más el pulso de la música electrónica con la energía cruda de un concierto y revela más sobre el trío de lo que jamás habían compartido.

Las once deslumbrantes canciones del grupo formado por Ella Harris y Josh Baxter (que comparten la voz principal y el manejo de sintetizadores, guitarras y producción) junto con el baterista y percusionista Louis Satchell, están hechas a partir de una fórmula de ácido, disco, sintetizadores, la liberación en la pista de baile y un catártico post-punk sprechgesang.

PVA comenzó cuando Harris y Baxter comenzaron a hacer juntos lo que llamaron «country-friend techno» en 2018. Su primer concierto, en un pub, ocurrió solo dos semanas después de conocerse. El evento fue organizado por Harris y contó con pintura, escultura y fotografía en el piso de arriba, y bandas en la planta baja. Ella eligió a PVA para encabezar el cartel. Una de sus primeras canciones, «Divine Intervention», nació de Harris dictando sus sueños a su nuevo compañero de banda.

El grupo lanzó su sencillo debut «Divine Intervention» a través de Speedy Wunderground a fines de 2019, con el EP debut Toner un año después a través de Ninja Tune. El EP, producido por Dan Carey (black midi, Bat For Lashes, Fontaines D.C.), vio al trío ganar aplausos en una amplia gama de prensa y radio, incluidas menciones en múltiples listas de fin de año.

En su álbum debut, PVA transmite la misma energía del circuito en vivo, al mismo tiempo que construye un mundo holístico texturado y lleno de corazón. BLUSH es rico en ritmos industriales con un fuerte punch, un espíritu punk irregular y momentos de contemplación silenciosa gracias a las poéticas letras de Harris. Avanza incansablemente en todo momento, uniendo influencias como Portishead, PC Music, Laurie Anderson y el dúo de culto rave-pop The Pom-Poms con facilidad.

Queríamos sorprender a la gente y hacer algo más que transmitir cómo sonamos en un concierto”, explica el baterista, Satchell. “Es un disco bastante ansioso que a veces se relaciona con problemas de salud mental y carga con la ansiedad de hacer un álbum. Ha sido un camino difícil, pero siempre nos levantamos”.

Este es el sonido de un grupo que supera las expectativas y presenta un álbum que abre un nuevo mundo de posibilidades. Desafiar la categorización puede ser instintivo para PVA, pero BLUSH hace que otros elementos del mundo de la banda sean más claros que nunca. Durante los últimos dos años, Harris ha trabajado en material en solitario como lime zoda y ha escrito dos colecciones de poesía, muchas de las cuales utilizó como base para las letras de BLUSH.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s